Loading Offers - Please wait
Reserve online






Borrarse / Opciones

Hotel Plaza Padova y el centro histórico. Entre arte y cultura.

Un paseo por las calles del centro y descubrirás que el Hotel Plaza Padova está cerca de las principales atracciones de la ciudad, como la Capilla de los Scrovegni ccon los frescos más importantes de Giotto, los Musei Civici Eremitani y el Palacio de la Razón en el centro de las plazas más bonitas de Padua: Plaza de los Señores, Plaza de las Hierbas, Plaza de la Fruta.
Son una visita imprescindible las tiendas de gastronomía y las enotecas, uuna auténtica galería de especialidades de la zona, y el histórico Caffé Pedrocchi, lugar de encuentro de intelectuales y universitarios desde principios del siglo XIX. No lejos del centro encontramos también el Jardín Botánico, el Jardín Botánico universitario más antiguo del mundo que existe en la actualidad.

También a pie se llega a la Universidad de Padua con el Palacio Bo, uno de los centros formativos más antiguos y prestigiosos de Italia, afamado, sobre todo, por las disciplinas médico-científicas.

A 15 minutos a pie, la Basílica de S. Antonio, da a la plaza Prato della Valle, la segunda plaza más grande de Europa, después de la Plaza Roja de Moscú, querida por los habitantes de Padua y sede de eventos, conciertos, mercados y espectáculos.

La imponente Basílica de S. Giustina da a la plaza Prato della Valle, la segunda plaza más grande de Europa, después de la Plaza Roja de Moscú, querida por los habitantes de Padua y sede de eventos, conciertos, mercados y espectáculos.
Con autobuses y servicios de lanzadera se puede ir perfectamente a la Feria de Padua
, así como al Hospital Civil, al Estadio Euganeo y al Gran Teatro, templo de conciertos e importantes espectáculos

Mira los eventos en el calendario

“Se dice que Padua tiene el Prado sin Hierba, el Santo sin Nombre y el Café sin Puertas. De hecho, Prato della Valle es una plaza y no un parque; San Antonio de Padua para todos los habitantes de la ciudad es “el Santo” y nada más; el café Pedrocchi se construyó en el siglo XIX sin puertas para que estuviera siempre abierto día y noche para los estudiantes de paso."